Una nueva reseña a Más Humano, Más Espiritual

Una nueva reseña a Más Humano, Más Espiritual

¡Comparte!

Una nueva reseña a Más Humano, Más Espiritual

Amor es solo amor cuando es un sacrificio. –León Tolstoi

Realmente no sé qué estaba pensando Jorge cuando me pidió escribir un análisis de su libro, tal vez soy la persona menos calificada para hacer esto, pero el intento creo, suplirá todas las deficiencias. A Jorge lo conocí por medio de uno de sus artículos de su blog, él explicaba las teorías de la expiación si mal no recuerdo. Ya de entrada eso llamó mi atención, así que me puse a indagar un poco más, para mi sorpresa Jorge pertenecía a la Iglesia Ortodoxa. En nuestro entorno latinoamericano es necesario conocer más sobre la Iglesia Ortodoxa. Occidente nos ha enseñado a pensar con la libertad de la razón, pero Oriente nos puede enseñar a enraizar la razón en la fe. No me detendré a hablar mucho del  hombre, sino de la obra del teólogo.

Más Humano, Más Espiritual de entrada es un título sugerente, es cómo un juego de palabras, los filósofos le llamarían dualidad. Pero pareciera que está dualidad más que un contraste entre la carne y el espíritu, es más bien un balance entre ellos. Hegel le llamaría dialéctica y Tertuliano diría, ¿qué tiene que ver Atenas con Jerusalén? Sin embargo, ni lo uno ni lo otro, es más bien una reflexión espiritual (entendiendo espiritual desde la cosmovisión Judía, espíritu, alma y cuerpo como unidad) sobre el amor encarnado. Habrás notado la cita al inicio, la misma la tomé del libro de Jorge porque me parece que ella encierra la idea central del libro. El Amor Absoluto encarnado en una persona, la persona de Jesús de Nazaret y su Iglesia.

Aunque aparentemente el libro no encierra un orden ni cronológico ni sistemático, los diez capítulos que lo componen se unen coherentemente. En ese sentido es un libro que se puede leer empezando por cualquier capitulo o desde el inicio hasta el fin. Lo primero que notaras amable lector es que Jorge usa, conoce y maneja un buen arsenal de escritores patrísticos y contemporáneos. Como ya lo mencioné, conocemos muy poco sobre la fe Ortodoxa, es decir, la Iglesia Cristiana de Oriente. En ese sentido, el libro de Jorge llena un hueco ya que no hay mucha literatura que nos acerque al pensamiento de los padres apostólicos. Además, el hecho de citar a teólogos Occidentales hace que haya un diálogo entre los dos pensamientos, a esto podría llamársele ecumenismo.

La orientación de la fe Ortodoxa tiene una ramificación ascética. Creo que aquí hay un punto medular del libro. La pregunta que nos plantea Jorge es ¿qué es ser un ser humano? y ¿qué es ser espiritual? Me parece que Jorge utiliza está vocación ascética para contestar la pregunta y decirnos que ser humano y ser espiritual convoca una “espiritualidad encarnada”. ¿Qué quiero decir? Que la materialidad de nuestros cuerpos no está peleada con el ascetismo de nuestro espíritu. Jorge lo dice así “ser humano es ser como Cristo lo fue”, “ser humano es estar conectado con nuestro Creador y conectados con nosotros”.

En una primera instancia, el libro empieza dándonos una lección de lo que es realmente la escatología bíblica. La escatología de Jorge nada tiene que ver con las “escatologías ficción” que la mala teología norteamericana ha enseñado por décadas. En la escatología bíblica no hay un mundo ideal, sino un mundo recreado por Dios para que su Hijo habite en medio de su pueblo y se goce con ellos en la tierra que fue originalmente creada para ello. Aunque el lenguaje del libro es sencillo, y carece de exégesis, eso no lo limita en nada. Ya que la misma teología bíblica usada por Jorge hace que los textos del Antiguo como del Nuevo Testamento encajen perfectamente. Otra parte que llama la atención es cómo interpreta el pensamiento de los filósofos que cita.

Lo que puede resultar chocante al lector que no está familiarizado con la teología Ortodoxa es la visión de la redención del mundo. Para decirlo con todas sus letras, Jorge está a favor de una reconciliación total de las cosas creadas con su Creador por medio de la obra de Cristo. A esto se le podría llamar Apocatástasis en un sentido estrictamente etimológico, es decir, él habla de una reconstitución, restitución o restauración a la condición original de la creación.

De forma intencional (así lo percibo) Jorge inserta casi al inicio del libro el capítulo que explica la Resurrección de Jesús. Este es un punto clave, porque si podemos entender la Resurrección desde este momento podemos entender toda la obra de Dios en Cristo que es hacia donde se encamina el resto del libro, el Amor Absoluto de Dios por su creación.

Sin embargo, en el capítulo III veo dos contradicciones. Tal vez sea solo cuestión de apreciación teológica. Coincido con Jorge en mucha de su teología, eso es innegable. Pero en el primer capítulo nos explica la teoría de “las dos eras o edades”, que es la concepción del Judaísmo, una  concepción lineal de la historia. En la pág. 50 Jorge invita a mirar la cruz y la historia como un giro histórico. Así que la pregunta es ¿cuál es la concepción de la historia como escatología? Otro punto de desacuerdo está en la lucha de Dios. Para Jorge, hay una lucha lucha entre el bien y el mal, en donde por supuesto Cristo venció al mal representado en Satanás. Creo que la lucha de la que habla la Escritura fue contra la muerte, la misión de Cristo no era vencer a Satanás sino a la muerte, aunque también podríamos mirar a la muerte como una concepción del mal.

Es innegable la influencia de teólogos primitivos como Ireneo y Orígenes, hasta más contemporáneos como Jürgen Moltmann y N. T. Wright en la primera mitad del libro. Esta primera mitad nos muestra a Jesús como un Dios judío, el Dios de los débiles, de los pobres, de los hambrientos. Y no el Dios de los griegos, el dios de las categorías ontológicas y abstractas. Jorge también demuestra que es un conocedor de la historia en general, y de la historia del cristianismo en particular. Este conocimiento de la historia lo lleva a centrar la expiación de Cristo en un contexto de amor sacrificial y no en el contexto del Dios violento que la religión sacrificial nos ha enseñado. No podría estar más de acuerdo con esta visión. La expiación que Cristo hizo por nuestros pecados paga por la violencia de los hombres y no por la de Dios, piensa Jorge, porque el mismo Padre murió con Cristo en esa cruz, no hubo un abandono, sino un inter-abrazo en el seno de Dios Triuno.

La segunda mitad del libro se centra en el Reinado de Dios en la tierra. Así, empezando por explicar lo que es el Reinado de Dios en la tierra, pasa a analizar a los que habitan en ese reino, que son los seres humanos, seres con su subjetividad pero con conciencia colectiva. Con este análisis pretende dar forma a una eclesiología. La lógica de Ostos sobre el Reino está centrada en la no violencia, si tenemos un Dios de amor y paz, ¿por qué vivir en un mundo donde la violencia reine? Es aquí donde el hijo de Dios, el cristiano, debe entender su papel como individuo y como parte de una comunidad de amor, pero un amor desinteresado, preocupado por el pobre, el enfermo, el afligido.

¿Para quién está dirigido Más Humano, Más Espiritual? Para todo cristiano que con sinceridad busque una respuesta al odio, a la violencia, al terrorismo, a la sinrazón de un mundo que busca sin buscar, de un mundo sumergido en el ego. El libro está dirigido para los cristianos que quieren encontrar una escatología bíblica, una teología espiritual y bíblica, una cristología centrada en la historia, y en una eclesiología basada en las premisas de un reino de paz.


Alberto Pérez es ingeniero industrial. Se considera un cristiano existencialista con ideas neomarxistas. Desde muy joven ha pasado su tiempo leyendo obras teológicas y filosóficas. Vive en México junto a su esposa y sus dos hijos. Puedes seguir sus publicaciones en su blog La Teología Sale a las Calles


Puedes adquirir el libro en Amazon Kindle

¡Comparte!

About Jorge Ostos

Jorge es escritor y pensador religioso. Certificado en Teología Espiritual (IFTI). Ha publicado dos libros: «Eskhatos» (2016) y «Más Humano, Más Espiritual» (2017). Es colaborador en Preemptive Love Coalition, y miembro de sociedades como: International Jacques Ellul Society, C.S. Lewis Society, Thomas Merton NYC, y The Thoreau Society. Actualmente, vive en Argentina junto a su esposa y publicista Erika Vari.

Entries by Jorge Ostos