No violencia para Venezuela

No violencia para Venezuela

¡Comparte!

La ideología de la no violencia es parte de mis creencias. Y, como cristiano y seguidor de Jesucristo, con más razón creo, práctico y enseño la no violencia.

La no violencia se sustenta en un valor ético superior, centro de todos los otros valores: el amor. Y en especial el amor a la vida. Mientras rechaza el uso de la violencia y la agresión.

La no violencia también tiene elementos activos, en que los creyentes aceptan la necesidad de lano violencia como un medio para lograr un cambio político y social. Así, por ejemplo, la no violencia de Tolstoi y Gandhi es una filosofía y una estrategia de cambio social que rechaza el uso de la violencia, pero al mismo tiempo ve la acción no violenta o resistencia civil, como una alternativa a la aceptación pasiva de la opresión o de la violencia armada.

En general, los defensores de la no violencia promovemos diversos métodos: crítica de educación y persuasión, la no-cooperación en masa, la desobediencia civil, la acción directa no violenta y las formas de intervención social, política, cultural y económica.

La no violencia cuestiona toda forma de injusticia, opresión, abuso y violencia, y cree firmemente que en el camino de solución de los conflictos, es necesario y posible transformar al adversario en compañero de camino, en vez de verlo como un enemigo a eliminar. La gran diferencia entre la no violencia y las revoluciones que usan la fuerza de las armas y el odio como recursos de cambio social y político, radica en una forma de transformación evolutiva, no destructiva, que repudia toda forma de violencia

Puede sonar muy utópica la no violencia, en medio de una humanidad tan agresiva y presta a cualquier forma posible de violencia y de destrucción mutua. Sin embargo, la historia nos da un panorama distinto. Veamos algunos casos concretos del uso de la no violencia en la historia.

Mahatma Gandhi

El conocido abogado y político Gandhi instauró métodos de lucha social novedosos como la huelga de hambre, y en sus programas rechazaba la lucha armada y realizaba una predicación deno violencia como medio para resistir al dominio británico. Gandhi logró la independencia de la India con este método, siendo el primero en plasmarlo en la dimensión político social.

Gandhi tenía en contra suyo al Imperio Británico

Martin Luther King Jr.

El pensamiento de Luther King estaba compuesto por: desobediencia civil, no violencia, igualdad racial, libertad, pacifismo, compromiso personal, fe y amor. Con esto, MLK, logró una revolución que cambió considerablemente la historia y los derechos civiles de nos afroamericanos en EEUU.

MLK tenía en contra suyo a extremistas del Ku Klux Klan y otros grupos de segregación, a los ciudadanos norteamericanos con ideologías racistas, y nada más y nada menos que al FBI, encabezado en aquella época por el intolerante racista J. Edgar Hoover.

Mijaíl Gorbachov

El abogado y político ruso, también fue otro ejemplo histórico del uso de la no violencia. Logró el fin de la guerra fría, y el desplome del totalitarismo comunista por la vía no violenta.

Gorbachov tenía en su contra al poder de la Unión Soviética.

Nelson Mandela

El abogado y activista surafricano alcanzó el fin del apartheid en Sudáfrica y desde la presidencia unificó al país, cerrando las heridas terribles del racismo, y convocó al perdón, con lo cual evitó la guerra civil que se cernía en el horizonte sudafricano.

Mandela tenía contra sí al  sistema de segregación racial en Sudáfrica apartheid.

Ejemplos en Latinoamérica

Oscar Arias pacificó la guerra civil centro americana de la década de los ochenta, y frenó el desangre de aquella región.

Diego Cordovez, ese enorme ecuatoriano, logró en 1988 la paz entre la URSS y Afganistán, enfrentados en una guerra brutal que fue el equivalente soviético de Vietnam.

La no violencia devolvió la democracia a Uruguay en 1983.

Huelga de hambre contra la dictadura de Bolivia en 1978.

En 1944, cayó la dictadura de Guatemala a través de los mismos métodos, al igual que sucedió en El Salvador.

Definitivamente, la historia es nuestro testigo. La no violencia no es una novedad, no es un arma sin fuerza, no es un saco roto. Es una herramienta disponible en las manos de todos nosotros. ¡Vamos a usarla!

Venezuela…

Como cristiano me he entristecido mucho por la actitud de muchos cristianos en Venezuela. He recibido incluso críticas a mis publicaciones, porque según algunos “la vía es la violencia”. Según otros “el enemigo es asesino y hay que ir a las armas y eliminarlos si es necesario”.

Lo que diré a continuación lo haré con mucho respeto, pero… esas no son palabras de un seguidor de Jesús.

No vemos a Jesús levantando armas contra sus “enemigos”, más bien lo vemos en la cruz orando por ellos. No vemos a Jesús ordenando a sus discípulos a asesinar, matar y agredir a sus atacantes, sino más bien reprendiéndoles a no usar la violencia.

La situación en Venezuela es deplorable. Estamos enfrentándonos ante una situación corrupta y muy violenta. ¿Es la violencia la salida? ¿Son muy fuertes nuestros enemigos?

Repasemos los enemigos de los ejemplos no violentos históricos: Imperio Británico, FBI, Ku Klux Klan, Unión Soviética, Apartheid, dictadores y tiranos latinoamericanos. Todos eliminados a través de la no violencia principalmente.

A lo largo de los años del ministerio del Señor Jesucristo, vemos un ejemplo de paz, de amor, de cuidado, de compasión, de entrega, de servicio y, por supuesto, de no violencia. No hay evidencia de ningún tipo que muestre a Jesús de Nazaret atacando, violentando, agrediendo, ni siendo violento contra un ser humano. Y no solo tenemos evidencia de pagar con el bien, con amor, y no devolver por ninguna razón con mal en Jesús, sino también en los apóstoles.

Si somos cristianos, nuestro ejemplo es Jesús. Debemos seguirle en TODO.

No se puede acabar la maldad con maldad, la violencia con violencia, la muerte con muerte, el asesinato con asesinato.

Las convicciones cristianas de paz y no violencia no se pueden negociar por creer que “ser violentos es la solución”. Los pacificadores, los no violentos, los que resisten el mal con el bien… esos son los cristianos, los que Jesús honra. Ese es el ejemplo de Jesús.

Ante la actual situación de Venezuela, hay que manifestar, hay que protestar, hay que resistir, no hay que darse por vencidos, hay que ser fuertes. Pero para ello no se necesita ser violentos y aplicar la muerte si es necesario como algunos creen. Si eres cristiano, ese no debería ser tu pensamiento.

No es violentar y matar para vencer a los violentos.

Es luchar y resistir.

Sigamos a Jesús en todo, no solamente en lo que nos conviene.

¡Comparte!

About Jorge Ostos

Jorge es escritor y pensador religioso. Ha publicado dos libros: «Eskhatos» (2016) y «Más Humano, Más Espiritual» (2017). Es traductor de Publicaciones Kerigma. Escribe sobre diversos tópicos como espiritualidad, cristianismo oriental, vida cristiana, entre otros. Es amante de la lectura y la música. Junto a su esposa Erika Vari, reside actualmente San Juan, Argentina.

Entries by Jorge Ostos

Leave a Reply

¡Se el primero en comentar!

Notifícame
avatar
wpDiscuz